Vous ne pouvez pas créer de nouvelle commande depuis votre pays : United States

Mosley desguazó a Mayorga en 6 asaltos

“La gran revancha” fue el título dado en España a la película protagonizada por Sylvester Stallone y Robert De Niro, en la que dos viejos boxeadores se retaban una vez más sobre un cuadrilátero. Lo de Shane Mosley y Ricardo Mayorga ha sido algo parecido pero con menos dotes interpretativas, visto el incidente con la novia de Mosley.

En este combate todo era más llamativo que la propia pelea. Ambos protagonistas ya se habían enfrentado en septiembre de 2008, llevándose el triunfo el estadounidense por KO en el último asalto. Ahora, Mosley regresaba tras dos años parado, y Mayorga había peleado en dos ocasiones en 2014, tras una breve experiencia en MMA.
Ahora, superada la cuarentena de edad, sin aspiraciones importantes, con la jubilación golpeando la puerta, pero con ganas de boxear y cobrar algún cheque interesante, se volvieron a ver las caras porque no tenían mejor opción. Curiosamente, esta pelea fue de pago vía PPV por 49,95 $ (casi 45 €).

El espectáculo no decepcionó a nadie porque fue tal y como se esperaba. Monólogo de Mosley, que disfrutó como un gato con un ratón. ‘Sugar’ siempre ha sido un boxeador superior al nicaragüense, algo acrecentado porque se ha conservado mucho mejor físicamente.
‘El Matador’, fuera de forma, limitado técnicamente y vista la imposibilidad de presentar batalla, hizo lo que mejor sabe: provocar. Desde el 3º asalto, viendo que aquello no iba a pasar a la historia, empezó a bajar la guardia, parar los golpes con la cara, provocar y agarrarse sus partes nobles.

Este entretenimiento entre dos veteranos terminó cuando en el 6º -tampoco había gasolina para mucho más-, Mosley conectó un gancho al costado que acabó con Mayorga hincando las rodillas, posiblemente agradeciendo el golpe como justificación idónea para terminar con aquél espectáculo y, quizá, con sus carreras.