You cannot place a new order from your country. United States

La importancia del protector bucal La importancia del protector bucalLa importancia del protector bucal

No en todos los deportes es necesario utilizar “protectores bucales” contra golpes o traumatismos, solamente en los que existe una posibilidad alta de recibir un golpe o trauma en los dientes o mandíbula. Estos tipos de deportes son denominados “de contacto”. Entre ellos podemos nombrar: rugby, hockey, boxeo, artes marciales, etc.
En nuestro caso, nos centraremos en los deportes de contacto derivados de lo que mucha gente conoce como “artes marciales”, que vendrían a ser el Kickboxing, el Full Contact, Muay Thai, K1, las Artes marciales mixtas( MMA) o uno de los deportes con contacto más conocidos como es el boxeo.
Los bucales sobretodo evitan que se rompan los dientes y protegen otros elementos que forman parte del sistema masticatorio, como los huesos, labios, lengua y articulación mandibular de los impactos . El protector bucal está construido con un material flexible y blando denominado polímero termoplástico. Al ser un material blando, absorbe los impactos, minimizando el daño causado por el golpe.. Hay varios tipos de bucales:

Bucales de stock

Los protectores de “Stock” son los que se compran en comercios o farmacias. No son aconsejables para una correcta protección. Tienen mal ajuste y no son confortables.

Bucales “boil and bite”

Los protectores “Boil and Bite” también se compran en comercios o tiendas especializadas, pero a diferencia de los de stock, permiten ser adaptados a la boca del deportista sumergiéndolo en agua caliente y adaptándolo manualmente dentro de la cavidad bucal. Son un poco mejores que los anteriores pero también molestos y dificultan el habla o la respiración durante su uso.
Ambos tipos de protectores pueden cubrir solamente una arcada dentaria superior (simple) o también la inferior (doble). La única ventaja de estos dos tipos de protectores es su bajó costo económico.

Bucales personalizados

Los protectores personalizados o hechos a medida, son los que realiza el odontólogo tomando una impresión (molde) de la boca del deportista. Su realización es muy sencilla y sin molestia alguna. Son realizados en materiales termoplásticos íntimamente adaptados a los dientes y encías. Al tener este excelente ajuste, son insuperables en la comodidad, la respiración y el habla durante su uso con respecto a los que se venden en el comercio. Son los que producen una protección más efectiva contra los traumatismos y los más utilizados por los deportistas profesionales. Sin lugar a dudas el protector personalizado o hecho a medida, es el que mejor se adapta y el que ofrece más seguridad. Pueden ser transparentes o de diferentes colores por motivos estéticos.
Dentro de este tipo se encuentran variantes con respecto al material con que está construido. Son todos de consistencia blanda pero pueden ser de una sola capa o más. Los que mejor protección realizan son los multilaminares.

Mantén higienizado tu bucal

Se debe higienizar bajo el agua corriente con un cepillo con jabón neutro o pasta dental. El cepillo puede ser un cepillo dental cualquiera o existen cepillos especiales para higienizar prótesis dentales que son muy útiles.Dentro de este tipo se encuentran variantes con respecto al material con que está construido. Son todos de consistencia blanda pero pueden ser de una sola capa o más. Los que mejor protección realizan son los multilaminares. Es muy importante que este higienizado cuando se introduce en la boca y cuando se retira de ella antes de guardarlo.
Para guardarlo y transportarlo existen recipientes que suelen tienen perforaciones para que no permanezcan guardados con humedad y así no favorecer un medio ideal para los microorganismos. También tener cuidado al guardarlo en el recipiente que no se doble el protector y de no exponerlo a altas temperaturas.
Ya lo sabes, si vas a practicar cualquier deporte de contacto usa siempre el protector bucal, y te recomendamos que debido a su importancia busques uno de buena calidad, recuerda que te puede salir más caro tener que recurrir al médico por no usarlo o por un mal uso de un protector malo o de baja calidad.