You cannot place a new order from your country. United States

6 Atributos Mentales de un buen entrenador de Muay Thai 6 Atributos Mentales de un buen entrenador de Muay Thai6 Atributos Mentales de un buen entrenador de Muay Thai

Los atributos mentales

Ser un buen entrenador no sólo se trata de ser un buen boxeador de muay thai, y creernos que por ello ya estamos capacitados o vamos a saber enseñar efectivamente a nuestros alumnos, hay un montón de grandes luchadores que hacen los entrenadores pobres y viceversa. La enseñanza debe ser un proceso en el cual tanto el profesor como el alumno deben aprender en su camino.

Capacidad para analizar

Todo entrenador de muay thai debe tener la capacidad de analizar en primer lugar una situación y luego actuar sobre ese análisis. Análisis de una pelea, la técnica, la táctica, lo que sea. Si un entrenador no tiene buenas habilidades de análisis, la instrucción que recibieron los alumnos de él no será significativa o constructiva. En el nivel más básico, un entrenador debe ser capaz de mirar una técnica y dividirla en secciones más comprensibles y manejables para que sus estudiantes la entiendan fácilmente.
Al analizar una técnica, el entrenador debe ser capaz de decir por qué se utiliza la técnica, cuando se puede no se puede utilizar, cuáles son las ventajas y desventajas de usar la técnica, cómo esta técnica puede ser contrarrestada, variaciones de la técnica, etc.
Sin la capacidad de analizar, todo lo que tienes es una técnica. El análisis de las peleas es también de suma importancia. Aquí es donde el entrenador puede planificar tácticas para su caza mediante el análisis de los resultados anteriores y el desarrollo de una estrategia para una próxima pelea e incluso dar consejos en la esquina durante una pelea.

Iniciativa

Una gran parte de ser un buen entrenador de muay thai es la capacidad de resolver problemas. En esencia, eso es lo que es una lucha; la solución de varios problemas que vienen de espesor y rápido. En el entrenamiento, los problemas surgen a diario también, y deben ser abordados por el entrenador para que el estudiante pueda avanzar en su formación.
Una técnica no funciona igual para todos; todos tenemos diferentes medidas físicas y diferentes estilos de lucha basado en nuestros propios atributos. Un entrenador debe ser capaz de detectar que algo no está funcionando para alguien por una razón u otra, y ser capaz de adaptar esa técnica para adaptarse a la persona.
Del mismo modo, si un estudiante está teniendo problemas para aprender algo en particular, el entrenador debe ser capaz de crear un método para hacer que sea más fácil de absorber.

Transparencia

Un entrenador que no es 100% auténtico y digno de confianza puede que también acaba cerrando el gimnasio, cojer sus maletas y encontrar una nueva profesión. Todo lo que una persona “falsa” dice y hace como entrenador, será socavada por sus estudiantes, tal vez no de inmediato, pero surgirá eventualmente.
Un entrenador que no mira por el bienestar y la buena enseñanza en su escuela, y que solo mira por sus intereses, puede llegar a ver comprometida la integridad física de sus alumnos.
La honestidad es también un rasgo obligatorio que debe tener un buen entrenador. Si un entrenador no sabe la respuesta a algo, entonces lo mejor que puede hacer es confesar eso y tratar de buscar la respuesta en otro lugar, no alimentar a un montón de basura simplemente para lucirse y demostrar que esta bien informado.

Leer más